Crítica de Couples de The Long Blondes

The Long Blondes Couples
A finales del año 2006, tuvimos la oportunidad de seguir de cerca a The Long Blondes, otro grupo que desde Sheffield y rebufo de los Arctic Monkeys, se hizo un hueco dentro del manido fenómeno revivalista de la new wave. Gracias a un primer disco resultón, un directo divertido, y al atractivo de una resultona vocalista, Kate Jackson, a la que entrevistamos (encantadora), consiguieron aguantar el tipo como hype oficial varios meses.Pasado el impacto que causó su sonido de resonancias punk mezclado con la estética años 40 entre Nancy Sinatra o Katharine Hepburn que lucía la Jackson, llegó el momento más difícil, meterse al estudio a grabar nuevos temas. Ante este reto, los de Sheffield podían haber optado por lo fácil, repetir el mismo modelo utilizado en su exitoso debut, algo que ya han hecho sin ningún tipo de escrúpulo o fortuna sus compañeros de generación Kaiser Chiefs o Maxïmo Park.<

Sin embargo, parece que The Long Blondes han querido demostrar con su segundo disco que son capaces de sorprender y evitar la endogamia facilona incorporando a su punk de glamour más o menos forzado, temas electrónicos que unos ratos recuerdan a la Human League y otros a lo nuevo de Portishead. Como lo oyen, Kate Jackson y los suyos y suyas, después de asegurarse que no les echan de Sheffield, con un par de pildorazos de atractiva urgencia y letras provocativas comparables a los que ya los encumbraron, “Here comes Te Serious Bit”, “I liked de boys” y “I’m going to Hell”, echan mano del teclado, y tras dos medios tiempos de bonitas guitarras, “Guilt” y “The Couples”, se ponen a experimentar ralentizando los bpms con distinta suerte. Así, consiguen sorprender con el primer single “Century”, pero pronto se pierden en terreno de nadie con inexplicables temas como “Too clever by half”, “Nostalgia”, “Round the Carpin” o “Erin O’Connor”.

La mitad del disco, casi nada. Eso sí, glamour, actitud y portadas del NME, que no falten nunca. Les verán (los que sean capaces de preferir a los Sex Pistols in it for de money a My Bloody Valentine, supongo que también a lo mismo pero sin cinismo) o incluso les veremos (si no puedo resistirme a ver a las Breeders a pesar de su infumable último disco Mountain Battles), como buen grupo Sinnamon en el Summercase.

Más información:

Últimos artículos:

Post Popularity 0.07%  
Popularity Breakdown
Views 0.27%  
Comments 0%  
Retweets 0%  
Facebook Likes 0%  
, , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.

Post Popularity Graphing by Knowledge Ring