Crónica del Primavera Sound 2011 por Patrullero

La edición de este año del Primavera me ha dejado cierto sabor agridulce, ha habido momentos muy buenos, y otros no tanto, momentos en los que la organización ha hilado muy fino y otros en los que se ha estrellado, pero bueno, el domingo, mientras salía del hotel con todo tipo de dolores y agotado físicamente, ya estaba haciendo planes para volver el año que viene.

¿Que es lo que ha empañado esta edición del festival?
El caos del jueves producido por el sistema de pago que no funciono, hasta las 10 de la noche las barras no pudieron abrir y era imposible comprar bebida, y hasta pasada la media noche, no se normalizaron las colas para poder comprar algo y pagar en efectivo. Supongo que este tema ha hecho mucho daño a la organización, tanto en lo económico como en la imagen del mismo.

El escenario Levant ha sido todo un lastre ya que parece que juntó un montón de cosas negativas. Por un lado estaba en la otra punta del recinto, lo cual hacia que alternar los dos escenarios principales pareciera una course navette y que en realidad se midiera la resistencia del publico, por otro, finalmente es donde se decidió retrasmitir el partido de futbol, algo que no llego a entender, y por ultimo y mas importante… El sonido del escenario, en el momento que uno no estaba centrado con el mismo, era deficiente.

La masificación del festival esta empezando a pasar factura, había que hacer muchas colas. Por ejemplo el numero de baños y su reparto por el recinto se quedo escaso, y mientras los hombres podían hacer el uso de urinarios con rapidez, las mujeres debían interiorizar que debían perder entre 15 y 30 minutos de su festival en hacer la cola para poder hacer el uso de los baños. Supongo que la solución para esto es reducir el número de cabezas de cartel a la mitad, y así de paso, solucionar el problema del escenario Levant eliminándolo.

¿Que ha sido lo mejor del festival?
Parece que este año la gente se ha implicado mas con el cartel y el aforo desde las 17:00 era mas que digno y que incluso grupos pequeños han tenido publico aun coincidiendo con grandes nombres.

También han mejorado el sonido, yo siempre me he quejado de que el volumen era deficiente, pero este año ha estado mucho mejor.

Y claro esta, lo mejor sin duda los conciertos.

Ah! También quería mencionar especialmente la gran aportación que hizo Jack Daniels al festival, y es que un menú que incluía una hamburguesa de 250gramos a la parrilla, acompañado de patatas fritas y una bebida por solo 8e, todo un lujo (el resto de comida era sensiblemente mas cara en proporción) y un desastre para mi alimentación festivalera

JUEVES
Blank Dogs. La cosa no empezó mal, pero a los 15 minutos comenzaron a resultar monótonos y con tendencias al aburrimiento, no se si por ser mi primer concierto en el festival y que aun no estaba del todo metido en el o que, pero me defraudaron y me arrepentí de no ir a ver a Moon Duo.

Of Montreal. Resultaron muy divertidos y justificaron de sobra el buen sabor que deja su último disco. Visualmente también fueron divertidos, con muchas performance, confetis y disfraces. Si junto a ellos hubieran tocado Apples in Stereo creo que hubiera sido una noche redonda para acompañar a los Flaming Lips.

PIL. Fue el regreso que más me defraudo, lo único que me llegaron a transmitir fue un poco de pena. Demasiado forzado.

Grinderman. Fue una salvajada, a otro nivel, vale que no son Bad Seeds, pero madre mía que lección de rock y mesianismo, ni el mismo Jesucristo les haría sombra.

El Mató A Un Policía Motorizado. Arrastrado por las compañías y la curiosidad llegue al escenario Jagger para ver a este grupo y comprobar que sus fans son acérrimos y que van en aumento respecto al año pasado (ya que también tocaron en el PS) Suenan como si Los Planetas fueran argentinos y sacaran los discos de hace 10 años ahora.

Suicide. Un ladrillazo en el buen sentido, hicieron lo que ellos quisieron y no lo que debían, así que eso les honra y demuestran como tiene que ser un comeback. Eso si, yo notaba como mi pecho reverberaba con ellos, pero viendo las imágenes de muchas tías en las primeras filas se ve que a ellas las reverberaba otra cosa. Mas Suicide y menos PIL.

The Flaming Lips. Volvieron a la carga con un montaje similar a los que ya ofrecieron hace tres y cuatro años cambiando algunos disfraces y el repertorio, así que el resultado fue espectacular, pero a la mitad bajo gran parte del ritmo y dejaron claras las carencias de sus últimos trabajos. Aun así, siempre recomendare ir a sus conciertos.

El Guincho. Dos cosas. Una, al principio pensé que en realidad era una performance soft-erótica-lesbica montada por Canada, pero resulta que no, que era el Guincho, una pena el daño que esta empezando hacer este estudio. Dos, al principio pensé que fue un timo y que solo toco 25 minutos, pero no, le adelantaron el concierto 15 minutos.
Girl Talk. Nuevamente lo volvió hacer, nos puso del revés bailando sus mashups, así que solo lamento mis carencias dentro del hip-hop, porque por lo demás fue el mejor cierre del festival sin duda alguna.

VIERNES
Kokoshca. Poco puedo decir para que no se me llame exagerado, así que diré que me gusto un montón, que estrenaron una canción nueva llamada El Bosque que es oscura de cojones y que mola mil, y que versionaron a Suicide con su Sueña con Dueñas.

Fred i Son. El viernes el escenario Myspace sonó regular-mal, así que a pesar de gustarme un montón notaba que su música no salía casi del escenario, una pena.
Tennis. Un concierto bonito y sencillo, por el que ya daría el indulto a este grupo, pero aun mantengo las dudas de que en realidad sea sincero lo que hacen y no solo lo hacen porque ese lo-fi onírico en realidad sea lo que se tiene que hacer y no lo que ellos quieren hacer.

Las Robertas. Nuevamente el sonido del escenario Myspace, así que antes de que pudiera salir herido decidí marcharme, una pena.

M. Ward. Después de ver a Grinderman el día anterior, poco podía hacer por mi. Quedo muy amable, y aunque fue divertido, creo que he disfrutado mas en conciertos de Eli Paperboy Reed usando una formula similar.

Ariel Pink’s Haunted Graffiti. Es una pena que se convierta en un hype, pero resultaba mucho mas interesante sin medios que ahora, donde ya se va acercando al lado oscuro del pop/rock, ese lado donde acaban grupos como Queen.

Half Japanese. Dado mi fracasado intento de ver a Ariel, salí corriendo a ver a Half Japanese, que sin volverme loco dieron un buen concierto, hicieron lo que tenían que hacer de la mejor forma.

Belle & Sebastian. Un concierto bonito y divertido, poco mas tendríamos que decir, pero claro, compararlo con el vivido el año pasado en Santander se queda cojo. Aun así, decididamente de lo mejor del día.

Explosions In the Sky. Un concierto con cero de riesgo, cagadas ninguna, ejecución perfecta, pero cero sorpresas también. Disfrutable si, y mucho, pero del mismo modo que una película que ya se ha visto.

Pulp. La vuelta con mayúsculas, y tal y como dijo el propio Jarvis una actuación para la historia y el recuerdo en todos los sentidos.
Battles. El cansancio me fue pasando factura, y sinceramente, a los Battles es mejor no verlos sentado, así que antes de que tocaran su ultima canción estaba saliendo del recinto.

SÁBADO
Espanto. La ventaja de no cerrar la noche es poder disfrutar de cosas como este dúo de Logroño a la una del mediodía, abrieron el concierto explicando la realidad que nos rodea con eso de “No cabe un tonto mas en España” y luego temazo a temazo hicieron que el concierto pasara en un abrir y cerrar de ojos.

Comet Gain. Conciertazo, una más que buena razón para madrugar y tostarse al sol con sus trotadas musicales. Toda una maravilla la verdad.
Yuck. Sin llegar a terminar de ver todo el concierto, unos de los grupos mas jóvenes de la edición (algo mas bien fácil este año) dieron un concierto solvente, creíble y divertido. Muy bien la verdad.

Reina Republicana. Si el día anterior lo del escenario Myspace estaba al nivel de la funcionalidad de la web, al día siguiente mejoro la cosa, así que las cuatro canciones que pudieron tocar Reina Republicana supieron a gloria.

Papas Fritas. Otro retorno muy esperado y que no defraudo, dieron mucho mejor concierto del que era de esperar, así que fue genial, mezcla de las mejores condiciones climáticas, de sonido, repertorio y buen hacer. Uno de los mejores momentos del festival sin duda alguna.

Nosoträsh. Actuaron en el Auditori y protagonizaron otro de los momentos más emotivos de todo el festival. Limitándose a tocar las canciones de la época Popemas, aquello fue un reconocimiento constante a la calidad del disco, a Ibon Errazkin y a los colaboradores, Fernando Alfaro y Nacho Vegas, que pasaron por el escenario para reproducir sus pequeñas aportaciones.

Einstürzende Neubauten. Otros que tampoco defraudaron, si bien al principio podía dar la sensación de que fueran tan ásperos como Suicide, se ganaron al público con su dadaísmo, sacando los taladros, tubos, placas de metal y demás objetos del desguace. La próxima vez, será necesario que subtitulen el concierto en las pantallas para una experiencia mas redonda.

Gang Gang Dance. Estaba en racha y en esta edición aun no había podido disfrutar plenamente de tantos conciertos seguidos de los que saliera contento tan contento, pero llegados a este punto la cosa cambio ligeramente. Si bien fueron mejor de lo que esperaba, solo les salvo un final apoteósico que les hace ganarse el indulto.

Davila 666. Unas condiciones similares a las que me llevaron a ver a El Mato a un policía Motorizado con resultados muy parecidos. Teniendo un sonido muy ramoniano, me recordaban a grupos como Piperrak o Kortatu, así que si este grupo puertorriqueño tendría garantizada una gira veraniega por todas las fiestas de País Vasco, Logroño y Navarra.

Swans. Era evidente que muchos fans reconocidos de Mogwai hicieran un esfuerzo sobre humano y sacrificaran uno de sus grupos favoritos por ver a los Swans, pero creo que les compenso de sobra. Amontonados en el centro del escenario se lanzaron a interpretar sus canciones con un aparente halo de improvisación que fue sin duda otra de las grandes sensaciones del festival.

James Blake DJ. Lamentablemente mi viaje no fue completo porque en mis preferencias estaba antes Swans que en la sesión de James Blake, pero para mi sorpresa la cosa fue mejor de lo que esperaba, siendo menos oscura y más divertida

Odd Future. Partieron la pana, concierto de hip-hop como dios manda, muy divertido y con invasión del escenario. En general creo que todo el mundo estaba especialmente sorprendido, el publico por el show, y la crew por el publico, un tanto arrítmico y seguramente mucho mas pálido de lo que están acostumbrados. Eso si, tengo la sensación de que tanto Of Montreal como Odd Future se marcaron un I’m From Barcelona, es decir, llevar a tus amigos a actuar al festival y que así les salga la experiencia de gorra.

DJ Coco. El cierre y momento de socializarse con todo el mundo, despedirse de los amigos, celebrar los aciertos y llorar los errores. Este año actuaron por sorpresa en la sesión de Coco el grupo Mujeres, interpretando unos temas de los Beatles.

Más información:

Últimos artículos:

Post Popularity 0.29%  
Popularity Breakdown
Views 1.17%  
Comments 0%  
Retweets 0%  
Facebook Likes 0%  
,

No comments yet.

Leave a Reply

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.

Post Popularity Graphing by Knowledge Ring