Crónica de Subsonics en Siroco

Nunca podré entender que el viernes sobraran entradas para el concierto de Subsonics en Siroco. Por diez euros se podía ver a una de las bandas míticas del garage americano, liderada por el imprescindible Clay Reed. Los de Atlanta llevan más de 20 años mezclando como demonios el rock & roll oscuro, con punk, garage y glam. Da igual lo que toquen, porque su directo siempre es un viaje demencial lleno de ruido y carácter. Clay hipnotiza con su voz de Lou Reed y sus muecas, mientras Buffi Agüero impresiona machacando la batería de pie y Shane Pringle en el bajo aporta el contrapunto de la serenidad.

Subsonics

Subsonics

Subsonics

Las canciones no llegan casi nunca a los dos minutos, y se lanzan una tras otra como puñetazos llenos de chulería y rabia, a través de un sonido minimalista, descarnado y adictivo. En Siroco se dedicaron sobre todo a sus nuevos temas, agrupados en In the black spot (Slovenly Recordings, 2012), pero tuvieron tiempo de sobra para recuperar prácticamente todas sus grandes glorias, e incluso versionar de forma huracanada el “I Heard It Through The Grapevine” de Marvin Gaye. Como sería el de Comet Gain al día siguiente en Moby Dick, un concierto imprescindible y difícil de olvidar.

“>Más fotos:


Más información:

Últimos artículos:

Post Popularity 0.13%  
Popularity Breakdown
Comments 0.4%  
Retweets 0%  
Facebook Likes 0%  

One Response to “Crónica de Subsonics en Siroco”

  1. mattyoles Says:

    No jodas que no estaba lleno!
    O se liaron en la puerta o vendieron todo el aforo que pueden y es poco.

Leave a Reply

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.

Post Popularity Graphing by Knowledge Ring