Crónica de La Bien Querida + Svper en el @Ochoymedio

[Publica en Muzikalia] Merece la pena ver en concierto a La Bien Querida aunque sólo sea para comprobar la total transformación de su estilo. Sobre todo porque, dada la longitud del salto, la aventura electrónica parece que no va a ser una boutade sino un cambio permanente. Ana siempre ha tenido talento para hacer buenas melodías y letras emocionalmente lacerantes. En el comienzo de La Bien Querida, la envoltura de pop amable que les caracterizaba garantizaba dulzura a unas canciones inofensivas solo en apariencia. Ahora, los sintetizadores destierran cualquier tipo de inocencia, aunque a cambio, aportan ritmo suficiente como para digerir amarguras como las de “Arenas Movedizas”.

La bien querida

La bien querida

La bien querida

En directo, y a pesar del currazo de Frank Rudow en la batería electrónica y la serenidad de David en la guitarra y teclado, el resultado depende demasiado del día que tenga Ana con las voces. Ayer tuvo algún rato más flojo y se notó, sobre todo en un comienzo dedicado casi íntegramente a repasar Ceremonia (Elefant, 2012). Con el paso de las canciones, Ana, flaquísima y espacial en la puesta en escena, se fue inspirando y su voz ganó la suficiente presencia para aprovechar la indudable contundencia de un producto nacido del cruce entre Granada y Berlín (pasando por Barcelona), que algunos denominan hasta kraut rumba.

La bien querida

Faltaban por escuchar los hits del pasado reinterpretados de acuerdo al nuevo canon estético, así que no tardaron en aparecer “Queridos Tamarindos”, “Corpus Christi” y “De momento abril” para abrir un festivo y bailadísimo final de concierto que culminó más cerca de New Order que de Los Planetas (“A veces ni eso” y “Arenas Movedizas”). Como bis, con más voluntad que voz, Ana se enfrentó sola a “Sentido Común”.

Svper

Svper

Antes que La Bien Querida los que pudieron llegar a tiempo vieron a los prometedores Los Bonsais. Nosotros nos conformamos con disfrutar de la oscuridad de Svper, antes Pegasvs, que estrenaba etiqueta en Madrid. Nuevo nombre, pero la misma crudeza kraut conseguida con las máquinas más afiladas del techno pop patrio. Como novedades, Luciana bailando (siempre les había visto tocar estáticos), y una versión de Franco Battiato.

Más fotos:


Más información:

Últimos artículos:

Post Popularity 0%  
Popularity Breakdown
Comments 0%  
Retweets 0%  
Facebook Likes 0%  
,

No comments yet.

Leave a Reply

Notify me of followup comments via e-mail. You can also subscribe without commenting.

Post Popularity Graphing by Knowledge Ring